top of page

La Nutrición

Revista Solier

1 may. 2024

¿Qué es la nutrición? ¿Qué tan importante es? ¿ Cómo obtener una vida plena?



La nutrición es el estudio de los alimentos y nutrientes que el cuerpo necesita para crecer, funcionar y mantener la salud. La nutrición se centra en cómo el cuerpo descompone los alimentos y utiliza los nutrientes que contienen para realizar una

 variedad de funciones esenciales, como la energía, el crecimiento y la reparación de los tejidos.


Una buena nutrición implica consumir una dieta equilibrada y variada que proporcione la cantidad adecuada de nutrientes, como proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales. Una dieta equilibrada también debe ser baja en alimentos procesados ​​y azúcares añadidos.


La nutrición es importante para mantener una buena salud y prevenir enfermedades. Los nutricionistas y dietistas trabajan con las personas para crear planes de alimentación personalizados que satisfagan sus necesidades nutricionales específicas y les ayuden a alcanzar sus objetivos de salud.



Diferencia entre "Nutrirse" y "Alimentarse"

"Nutrirse" y "alimentarse" son términos que a menudo se usan indistintamente, pero tienen connotaciones ligeramente diferentes.

"Alimentarse" se refiere simplemente a consumir alimentos para satisfacer el hambre y proporcionar energía al cuerpo. Este término se centra en el acto físico de comer y la ingesta de nutrientes para mantener la supervivencia del cuerpo.

Por otro lado, "nutrirse" se refiere a consumir alimentos saludables y equilibrados que proporcionen al cuerpo los nutrientes que necesita para crecer, funcionar y mantener la salud. Este término se centra en la calidad de los alimentos y la importancia del consumo de nutrientes específicos para una buena salud.


Estrategias Nutricionales para una Vida Plena

Una vida plena se construye sobre hábitos saludables, y la nutrición es clave. Aquí tienes algunas estrategias nutricionales breves y claras:


  • Variedad de alimentos: Consume una amplia gama de alimentos para obtener nutrientes diversos. Frutas, verduras, granos enteros, proteínas magras y grasas saludables deben estar presentes.

  • Equilibrio nutricional: Asegúrate de tener una proporción adecuada de carbohidratos, proteínas y grasas en tu dieta. Esto proporciona la energía necesaria y apoya funciones corporales esenciales.

  • Hidratación constante: Bebe suficiente agua a lo largo del día. La hidratación adecuada es esencial para la salud celular, la digestión y la regulación de la temperatura corporal.

  • Control de porciones: Conoce las porciones adecuadas para evitar el exceso de calorías. Escucha las señales de hambre y saciedad de tu cuerpo.

  • Evita alimentos procesados: Limita los alimentos procesados y ricos en azúcares añadidos. Opta por opciones frescas y naturales para obtener nutrientes de calidad.

  • Planificación de comidas: Organiza tus comidas con antelación para evitar decisiones impulsivas. Esto facilita el cumplimiento de tus metas nutricionales.

  • Moderación en indulgencias: Disfruta de indulgencias ocasionalmente, pero en moderación. El equilibrio es clave para mantener un estilo de vida saludable.

  • Escucha a tu cuerpo: Presta atención a cómo reacciona tu cuerpo a diferentes alimentos. Ajusta tu dieta según tus necesidades individuales y preferencias.

  • Incluye superalimentos: Agrega alimentos ricos en nutrientes, como bayas, espinacas, nueces y pescado, que ofrecen beneficios adicionales para la salud.

  • Educa sobre nutrición: Conoce más sobre la nutrición y cómo afecta tu cuerpo. Una comprensión sólida te ayudará a tomar decisiones informadas.


Recuerda que la clave está en adoptar cambios sostenibles y disfrutar de una relación positiva con la comida.

bottom of page